Consejos para limpiar tu lavavajillas

Cómo limpiar el lavavajillas

El lavavajillas es uno de los electrodomésticos que más usamos, muchas veces a diario. A pesar de usarlo seguido no necesariamente lo prendemos cada día, sino que esperamos que la carga de cubiertos y platos esté llena para iniciar el proceso de lavado. Durante ese tiempo, que los cubiertos sucios son almacenados, es posible que el lavavajillas acumule malos olores y con el tiempo se quedan impregnados en el aparato, por eso es importante saber cómo realizar una limpieza adecuada del lavavajillas.

Con tantos compartimentos, limpiar el lavavajillas no parece tarea fácil, por ello te presentamos una guía para limpiar tu lavavajillas de forma eficiente y algunos trucos infalibles para obtener un lavavajillas perfecto.

Pasos para limpiar el lavavajillas

Lo primero que debes hacer antes de limpiar cada parte del lavaplatos es eliminar todos los posibles restos que puedan haber dentro. Para ello, usa un papel toalla o papel de cocina y saca los residuos de comida que puedan haber a la vista.

Ahora te explicamos cómo debes limpiar cada parte del lavavajillas:

Limpiar las bandejas del lavavajillas

Para limpiar las bandejas del lavavajillas con mas minuciosidad es mejor retirarlas de ser posible. Una vez fuera límpialas con un paño húmedo, puedes agregar detergente quitagrasa y nuevamente repasar con un paño con agua tibia. Espera que sequen y vuelve a poner las bandejas en su lugar.

Limpiar las aspas del lavavajillas

Aprovechando el paso anterior, en el que retiramos las bandejas, será más fácil acceder  a las aspas o brazos aspersores del lavavajillas que acumulan restos de comida y grasa.

Extrae las aspas ejerciendo un poco de presión o girando una tuerca grande de plástico. Dependiendo del modelo del lavavajillas las aspas se puede desplegar o no. En caso no se puedan abrir, remójalas en agua tibia con jabón o detergente quitagrasa por 15 minutos y después de ese tiempo sécalas con un papel toalla. En caso sea posible abrir las aspas, límpialas con una esponja usando la misma solución de agua caliente con jabón o también puedes usar líquido amoniacal.

Limpiar el filtro del lavavajillas

Desenrosca el filtro que se encuentra ubicado en la base del lavavajillas. Si al sacarlo notas que tiene mal olor, es preferible que lo dejes remojar unos 20 – 30 minutos en una solución muy sencilla: 2 tazas de vinagre de limpieza, 2 tazas de agua caliente y 1/2 taza de detergente. Al finalizar el remojo, termina de limpiar el filtro con ayuda de un cepillo con un poco de jabón o detergente. Por último enjuágalo y sécalo con un trapo.

Para evitar que se impregnen malos olores o acumulación de cal en el filtro que pueda atascar la bomba del desagüe, se recomienda lavarlo por lo menos 1 vez al mes.

Limpiar las puertas del lavavajillas

Las gomas de la puerta suelen impregnarse de grasa y acumular moho por la humedad. En el caso presente moho, lo mejor es limpiar las gomas con ayuda de un paño con un chorrito de lejía disuelta en agua tibia. La lejía es un producto químico que resulta tóxico si no lo usamos adecuadamente, por lo cual es preferible no usarlo para limpiar el interior del lavavajillas ni el exterior de la puerta. En todo caso es recomendable usar otro tipo de solución como 1 taza de agua caliente con un 1/4 de taza de jabón, una cucharada de bicarbonato de sodio, un chorrito de vinagre de limpieza y unas gotas de limón, que ayudan a eliminar grasa y malos olores.

Por último, una vez que termines de limpiar cada una de las partes del lavaplatos, ejecuta un ciclo de limpieza con la temperatura máxima y asegúrate que el lavavajillas este vacío. Esto permitirá terminar con la desinfección.

Recomendaciones generales para limpiar el lavavajillas

  • En el mercado existe líquidos especiales para limpiar el lavavajillas, sin embargo recomendamos usar soluciones caseras como el vinagre blanco y el bicarbonato de sodio. Ambos son productos ecológicos y económicos efectivos para la limpieza de los electrodomésticos, menos corrosivos y que contaminan menos al ambiente.
  • Después de cada uso del lavaplatos es aconsejable dejar la puerta abierta unos minutos para que se seque y evitar que la humedad genere moho.
  • No olvides limpiar las ranuras del lavavajillas, utiliza un paño húmedo para repasar por esos espacios pequeños que puedan acumular suciedad.
  • Cuando termines de usar el lavavajillas y esté totalmente vacío recoge los restos de comida que puedan quedar para evitar que la siguiente limpieza sea mas tediosa y disminuir la posibilidad de malos olores.
  • Intenta realizar un limpiado integral periódico del lavavajillas cada 1 o 2 meses. De esta forma evitarás que se deteriore y que acumule gérmenes.

Si estas buscando tu lavavajillas ideal sin gastar mucho, te invitamos a conocer la variedad de marcas y modelos que ofrece Tecfys, pagando cómodas cuotas mensuales. Si quiere conocer más entra aquí.

Otros artículos …

Open chat
Contacto