Consejos para ahorrar energía

Consejos para ahorrar energía

El consumo energético se define como el gasto de energía generado para llevar a cabo una acción,  la cual pueden provenir de diferentes fuentes como electricidad, gas, petróleo, entre otros. En nuestra vida diaria todos nosotros mantenemos un consumo energético a través del uso de electrodomésticos, aparatos electrónicos, medios de transporte, etc, del cual no siempre somos conscientes hasta que vemos las facturas.

Por ejemplo, ¿sabías que el consumo energético promedio anual de una televisión es de 263kWh,  mientras que el de un frigorífico, que lo tenemos prendido todo el día, es de 662kWh? Cada equipo electrónico genera un consumo energético dependiendo del uso que le demos y con ello también impactamos al medio ambiente. Se preguntarán, ¿Y cómo impactamos al medio ambiente? Pues, a través de las acciones mencionadas anteriormente, que generan un consumo energético y a su vez producen gases contaminantes que contribuyen al efecto invernadero. De hecho, el consumo energético de cada uno de nosotros, que tiene un efecto negativo sobre el medio ambiente, se le conoce como nuestra “huella de carbono“.

Para disminuir este impacto es necesario reducir nuestro consumo energético tanto en casa como en el trabajo, por eso  a continuación les damos algunos recomendaciones fáciles para  reducir el consumo energético y ahorrar energía.

Trucos para ahorrar en el consumo de energía:

  • Apaga la luz de los espacios que no utilizas por periodos prolongados e intenta usar luz natural.
  • Utiliza aire acondicionado o calefacción en la temperatura adecuada y evita la ventilación.
  • Configura tus equipos en modo “ahorro de energía”.
  • Utiliza pantallas de portátiles, televisión  y otros aparatos electrónicos que tenga tecnología LED.
  • Desconecta los aparatos electrónicos que ya no estés utilizando. Así sea un pequeño cargador, igual consume energía.
  • Elige electrodomésticos y aparatos electrónicos con alta eficiencia energética.
  • En el caso de una nevera, no guardes alimentos que aún se encuentran calientes, pues gastará más energía en enfriarlo.
  • En el caso de una lavadora, utiliza programas de lavado en frío y trata de acumular prendas suficientes para realizar una sola lavada.
  • En el caso del lavavajillas, utilízalo cuando este lleno.
  • Si vas a comprar una cocina, toma en cuenta que una cocina eléctrica consume más energía que una a gas.
  • En el trabajo, de ser posible solicita una auditoría de consumo de energía y verifica en qué más puedes ahorrar.

Parecen pequeñas acciones pero si todos seguimos estas recomendaciones para ahorrar energía en casa y en el trabajo, podremos optimizar nuestra eficiencia energética en nuestra vida diaria y con ello pagar menos en las facturas de luz y calefacción y al mismo tiempo disminuir nuestra huella de carbono en el medio ambiente. Recuerda que depende de cada uno de nosotros contribuir con un granito de arena para hacer un planeta más sostenible. 

Otros artículos …

Open chat
Contacto