Decide reciclar tus electrodomésticos y sé parte de la economía circular

¿Quién no se ha encontrado con la necesidad de deshacerse de un electrodoméstico que acumula demasiados años? o  ¿Quién no ha visto electrodomésticos viejos abandonados en los contenedores  de basura de nuestras ciudades?

Los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos representan desperdicios altamente contaminantes si no son gestionados adecuadamente. Una correcta gestión
de los residuos implica una recogida controlada de estos aparatos y su transporte a través de un agente especializado en este tipo de productos. En el caso de los electrodomésticos, frecuentemente acaban su vida útil en nuestros hogares y lo primero que queremos es deshacernos de ellos porque ocupan mucho espacio y porque necesitamos tener uno que funcione. Sin embargo, hoy en día, existen alternativas basadas en la economía circular que promueven la revalorización de estos productos.

Por ejemplo, una la lavadora que ya no necesitas ahora puede tener una segunda vida si se gestiona óptimamente.  ¿Cómo? Puedes contactar gratuitamente a un agente especializado en el reciclaje de electrodomésticos en desuso, que se encargará de verificar el producto y decidir arreglarlo para extender su tiempo de vida o decidir desecharlo, pero asegurándose primero  de reciclar las partes que puedan reutilizarse. Los electrodomésticos reacondicionados o “refurbished”, en inglés,  se ponen de nuevo en el mercado, listos para ser usados muchos años más y con garantía de funcionamiento. Cada uno de nosotros puede convertirse en actor protagonista de la economía circular al  ponernos en contacto con los gestores especializados para que recojan de manera gratuita nuestros electrodomésticos en desuso. Y no solo eso, también podemos decidir adquirir electrodomésticos reacondicionados, que nos permitirán ahorrar y que contribuyamos a generar una sociedad más sostenible.

 

Otros artículos …

Open chat
Contacto