Hemos perdido la cultura de la reparación

Hemos perdido la cultura de la reparación

Es cierto que los aparatos electrónicos y electrodomésticos no tiene la misma durabilidad que hace unos 30 años atrás. Inclusive si se llegaba a estropear algún aparato, nuestros padres o abuelos estaban acostumbrados a repararlos y los mismos continuaban funcionando perfectamente.

Hoy en día esto ha cambiado, los dispositivos electrónicos tiene una durabilidad mucho más corta y los costes de reparación equivalen casi a lo mismo que comprar un producto nuevo. Además, en muchas ocasiones ni siquiera es posible reparar el equipo por falta de instrucciones o piezas de repuesto, las cuales han dejado de ser fabricadas.

El cambio constante de la tecnología, y la obsolescencia programada, trae consigo un gran problema para la sociedad y el medio ambiente. Una sociedad consumista que explota recursos naturales para fabricar nuevos productos y que al mismo tiempo genera mucha contaminación. Es así que aparecen políticas sociales y medio ambientales que buscan revertir esta situación para promover un mundo más sostenible. Entre ellas, el “derecho a reparar”, una ley aprobada por el Parlamento Europeo en noviembre de 2020, que obliga a los fabricantes de electrodomésticos y electrónica a garantizar que sus productos puedan repararse durante al menos un periodo de diez años.

Además permitirá tener un consumidor más informado y concientizado sobre la vida útil de sus equipos electrónicos y con acceso a las facilidades necesarias para reparar sus equipos, como  piezas y manuales para restaurar sus aparatos. Con ello se busca fomentar un consumo más responsable y ecoamigable. 

Al mismo tiempo, dicha propuesta puede contribuir a crear muchos empleos locales en el sector de la reparación y en el mercado de segunda mano. Por otro lado, los consumidores pueden tener acceso a productos que funcionan correctamente pero a un precio más asequible.

Actualmente, existen alternativas más sostenibles como Tecfys, que ponen a disposición de las personas, productos reacondicionados y promueven la economía circular. Depende de cada uno de nosotros tomar decisiones responsables con el medio ambiente para disminuir nuestra huella de carbono.

 

Otros artículos …

Open chat
Contacto